Información general

El Festival de cine fantástico de Torremolinos nace en el año 2011 de la mano privada de Asociación cultural Cinefans (entidad organizadora del evento hasta la actualidad).

El evento lo fundaron 4 personas: Miguel Pedraza, David Pedraza, Francisca Fuentes y Concepción Fuentes aunque la idea surge de Miguel Pedraza​ que escribe el proyecto entre los años 2007 y 2010.

Actualmente, desde el año 2013, los directores de dicho certamen son los hermanos Miguel y David Pedraza.

El festival se celebra en la localidad malagueña de Torremolinos (España), en plena Costa del Sol. Desde su primera edición se realiza íntegramente en las salas del Palacio de congresos y exposiciones de Torremolinos,​ tiene un presupuesto aproximado de entre 20 000 y 30 000 euros,​ congrega cada año entre 1000 y 3000 visitantes aproximadamente y dispone de la colaboración (entre otras empresas) de las entidades Ayuntamiento de Torremolinos y Palacio de congresos y exposiciones de Torremolinos.

En junio de 2015, entra en la lista internacional de los 100 mejores festivales de cine de terror.

Normalmente, el festival da comienzo el fin de semana que coincide con la festividad de Halloween (a finales de octubre) y se prolonga varios días después.

 

El Festival de cine fantástico de Torremolinos es un evento cinematográfico especializado en género fantástico. Es decir, la mayoría de su parrilla lo forman películas de categoría fantástica “en el sentido más amplio de su palabra” (según uno de sus directores Miguel Pedraza).

Los géneros de los films proyectados albergan una gran variedad temática: fantasía, ciencia ficción, aventuras, suspense, terror, gore, humor negro, acción, animación, anime, épica y cine de género (falsos documentales, road movies, exploitation, giallo, slasher, superhéroes, comic, videojuegos…) haciendo especial hincapié en el cine comercial, en autores de serie B o independientes, en cintas de bajo presupuesto y en obras de cineastas andaluces y, especialmente, malagueños.

 

Desde su primera edición (año 2011) alberga un concurso de cortometrajes y todos los largometrajes se proyectaban sin participar en concurso.

A partir de la quinta edición (2015) se incluye también largometrajes a concurso.

En las bases constan que la duración de los cortometrajes no podrán sobrepasar los 15 minutos (incluido títulos de crédito) y la duración de los largometrajes deben oscilar entre los 60 y 130 minutos (incluido títulos de crédito).

 

Desde su primera edición, junto a la gran mayoría de largometrajes se proyecta previamente uno o varios cortometrajes fuera de concurso para aportar riqueza al pase.

Los cortometrajes fuera de concurso o Golden pieces obedecen a obras que han sido descartadas por problemas de tiempo (ya que los pases de “cortometrajes a concurso” disponen de un tiempo limitado) pero que tienen una gran riqueza artística y atractiva para el público (tanto como los que van a concurso) y merecen, por ello, proyectarse también dentro del certamen.

Esto de incluir cortometrajes fuera de concurso (sección “Golden Pieces”) en la mayoría de pases se ha acabado convirtiendo, con el paso del tiempo, en uno de los sellos del festival junto a los espectáculos.